Siempre me dices que no me quieres,
que hay mil razones para no quererme.
Sí, aquella tarde me sentí alegre,
porque sentí que por mi algo sientes.
Te delataron tus ojos,
hasta la forma en que hablabas.
Tú sabes bien que te adoro,
así me hablo con mirada.
Reflejaba un sentimiento
como el que llevo en mi alma,
sentimiento de amor bueno;
así estaba mi adorada.
Y le cante mis canciones,
recordó mil serenatas
que le cante en bellas noches
a esa preciosa muchacha.
Es buena gente y bonita,
es dulce y sé que me quiere,
y entre todas las mujeres,
a ella le llamo “Azuquita”.

Nos conocimos en una tarde,
en una tarde lluviosa y linda.
La conocí a través de una amiga;
Kevidys Pérez es la culpable,
porque me dijo: “Es bonita
a quien voy a presentarte”.
Y mi impresión fue más grande
al conocer a “Azuquita”.
Al conocerla fue amable,
cariñosa y sencillita,
y yo sentí que al mirarme
entró un amor en mi vida.

Azuquita, azuquita
Azuquita, azuquita, azuquita (bis)

Azuquita, azuquita
Azuquita, azuquita, azuquita (bis)

Es buena gente y bonita,
es dulce y sé que me quiere,
y entre todas las mujeres,
a ella le llamo “Azuquita”.
Y le cante mis canciones,
recordó mil serenatas
que le cante en bellas noches
a esa preciosa muchacha.

Déjanos un comentario

Más videos de Rafael Orozco

Letras y videos de música destacados